viernes, 28 de agosto de 2009

Lawrence Durrell dixit.

"Triunfos de la política, maniobras de la habilidad, cordialidad, paciencia... Libertinaje y sentimentalismo... matar el amor con la indiferencia... acallar las penas durmiendo... Esa era Alejandría, la ciudad madre, poética sin saberlo, ilustrada por los nombres y los rostros que han compuesto su historia."


"Así fue como crecieron esas largas conversaciones en el silencio de la pintora; porque a Clea le gustaba que sus modelos hablaran libremente, con tal de que no se movieran. Esto daba a los rasgos una vida submarina y cargaba las miradas de interpretaciones inconscientes de su pensamiento, la verdadera belleza de la carne, que sin eso sería tan sólo carne muerta."

"Vivimos -escribe Pursewarden- vidas que se basan en una selección de hechos imaginarios. Nuestra visión de la realidad está condicionada por nuestra posición en el espacio y en el tiempo, no por nuestra personalidad, como nos complacemos en creer. Por eso toda interpretación de la realidad se funda en una posición única. Dos pasos al este o al oeste, y todo el cuadro cambia."

Balthazar. El cuarteto de Alejandría II.
Lawrence Durrell.

miércoles, 26 de agosto de 2009

08001 - Disfunction



"Una docena de artistas, en varias lenguas distintas, van pasando por el estudio de Julián Urigoitia para conocer, encontrar, intercambiar, fusionar, crear, probar o mezclar, dando como resultado el genuino e inconfundible sonido de 08001 que engloba la esencia del entorno. En 08001 las biografías y currículums no tienen importancia. Lo realmente importante es esa música que fluye libre, llena de vida."



martes, 25 de agosto de 2009

A. Huxley dixit.

Vivimos juntos y actuamos y reaccionamos los unos sobre los otros, pero siempre, en todas las circunstancias, estamos solos. Los mártires entraban en el circo tomados de la mano, pero eran crucificados aisladamente. Abrazados, los amantes tratan desesperadamente de fusionar sus aislados éxtasis en una sola autotrascendencia, pero es en vano. Por su misma naturaleza, cada espíritu con una encarnación está condenado a padecer y gozar en la soledad. Las sensaciones, los sentimientos, las intuiciones, imaginaciones y fantasías son siempre cosas privadas y, salvo por medio de símbolos y de segunda mano, incomunicables. Podemos formar un fondo común de información sobre experiencias, pero no de las experiencias mismas. De la familia a la nación, cada grupo humano es una sociedad de universos islas.

Las puertas de la percepción.
Aldous Huxley.

sábado, 22 de agosto de 2009

Brecht dixit.

Alguien le preguntó al señor K. si Dios existía. El señor K. le dijo: "Te aconsejo que reflexiones si la respuesta a esa pregunta afectaría a tu comportamiento. Si no lo hiciera, podemos olvidarnos de la pregunta. Si lo hiciera, puedo ayudarte como mínimo diciéndote que ya has decidido: tú necesitas un Dios."

Historias del señor Keuner.
Bertolt Brecht.

viernes, 21 de agosto de 2009

Anaïs Nin dixit.


Los síntomas de la hibernación se pueden detectar fácilmente. El primero es la inquietud. El segundo síntoma (que llega cuando el estado de hibernación empieza a ser peligroso y podría degenerar en muerte), es la ausencia de placer. Eso es todo. Parece una enfermedad inocua. Monotonía, aburrimiento, muerte. Hay millones de personas que viven (o mueren) así, sin saberlo. Trabajan en oficinas. Tienen coche. Salen al campo con su familia. Educan a sus hijos. Hasta que llega una brusca conmoción: una persona, un libro, una canción, y los despiertan y los salvan de la muerte.

Diario I.
Anaïs Nin.

jueves, 20 de agosto de 2009

Kafka dixit.

"En general - escribió Kafka en 1904 a su amigo Oskar Pollak-, creo que sólo debemos leer libros que nos muerdan y nos arañen. Si el libro que estamos leyendo no nos obliga a despertarnos como un mazazo en el cráneo, ¿Para qué molestarnos en leerlo? ¿Para que nos haga felices, como dices tú? Cielo santo, ¡Seríamos igualmente felices si no tuvieramos ningún libro! Los libros que nos hacen felices podríamos escribirlos nosotros mismo si no quedara otro remedio. Lo que necesitamos son libros que nos golpeen como una desgracia solorosa, como la muerte de alguien a quien queríamos más que a nosotros mismo, libros que nos hagan sentirnos desterrados a las junglas más remotas, lejos de toda presencia humana, algo semejante al suicidio. Un libro debe ser el hacha que quiebre el mar helado dentro de nosotros. Eso es lo que creo."

Una historia de la lectura.
Alberto Manguel.