martes, 24 de noviembre de 2009

Isaac Rosa dixit.



Vamos creciendo en miedos. Son acumulativos. Nos estamos convirtiendo en una sociedad gobernada por ellos. Está presente en muchas formas: miedo al terrorismo, a la delincuencia, a los pederastas; y otros relacionados con la sanidad, la alimentación, la crianza, los viajes. Vivimos en una sociedad asustada.
Es una situación paradójica porque somos la sociedad más segura de la historia y, sin embargo, somos la sociedad más obsesionada con la seguridad. Cuanto más seguros objetivamente estamos, más inseguros subjetivamente nos sentimos, y demandamos más protección.
Es una forma de control. El sentido de todo poder político es que la ciudadanía se sienta amenazada, y van actualizando esos miedos porque necesitan que nos sintamos vulnerables. Que necesitemos de ellos. Es un uso por parte del poder político, pero también de cómo el Estado está fracasando en aquello en lo que prometía protegernos, y nos ofrece otro tipo de protección. Nos distrae de las inseguridades reales y nos hace pensar en otras como si fueran más graves.


Isaac Rosa.
Entrevista con motivo de la publicación de su obra El país de los miedos.
(Imagen de Grete Stern)

2 comentarios:

  1. la tiranía del miedo, como me gusta llamarla, creo que tiene que ver con la mala calidad de espiritualidad que estamos cultivando. Creo que es ello lo que explica nuestro miedo, nuestra vulnerabilidad...

    En la medida en que crees en alguna forma de trascendencia, dejas automáticamente de tener miedo.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡TERROR!!!

    Si no es el islam, es la gripe A, y si no la B!!

    Terror puede ser la tormenta de habrá mañana o la chuleta que te comiste ayer.

    El miedo, puede ser al vecino que es de diferente color, o a tus compañeros de jornal, que hablan otro idioma.

    Panicocracia sostenida por la desinformación y la manipulación.

    Paranoia colectiva importada de territorios yankis.

    Valientes mentiras.

    ResponderEliminar