domingo, 21 de febrero de 2010

Cloven Bunny

Cloven Bunny. Mark Ryden.

No hay nada en esta vida que me anime tanto como un domingo de lluvia. Qué asco...

Oficina.

Tan felices y contentos de usar el mismo lenguaje puñal y bisturí, porque el puñal trazó aquí la frontera exacta y el bisturí extrajo casi sin sangre el hígado de un administrador o empleado de oficina cronométricos, vacunados contra la metáfora y el juego, asegurados contra cualquier lenguaje infantil que balbuzca intacto aún de bisturí, quirófano y formol.

Congregación Telepoiética de Patafísica, Derribando ascetas a pedradas, inédito.



6 comentarios:

  1. Inclasificable lo que dices, pero lo disfruté de la primera a la última palabra. Ya me pasarás el formulario para incorporarme a esa congregación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ñoooo!
    Vaya tajo con el acerado bisturi
    de la escritura.
    Una lectura divertida.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Son buena gente, los queremos: David Eloy, Juan Antonio, Jose María, Riechman poetas resistentes. Son papis flotantes. Fantástica Colette, una traducción casi exacta de muchos de mis sueños. Buena pecera la de hoy, una gran colección de humos. Hurnas de cristal con humos de diferentes lugares. Muy bien.

    ResponderEliminar
  4. Madre mía!, menudo huracan de ideas (el formulario :) ) la verdad es a pesar que me las doy de indie, demasiadas veces acabo en lo evidente, así que gracias por enseñarme ese rincón, acudiré a él.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. maravillosa exposición palabreica.... ;)

    Un abrazo mari!!!

    ResponderEliminar