miércoles, 27 de abril de 2011

Goethe dixit.

Si me preguntas cómo es la gente de este país, te diré: “Como la de todas partes”. La raza humana es harto uniforme. La inmensa mayoría emplea casi todo su tiempo en trabajar para vivir, y la poca libertad que les queda les asusta tanto, que hacen cuanto pueden por perderla. ¡Oh, destino del hombre!
[…]
Cuando considero los estrechos límites en que están encerradas las facultades activas e investigadoras del hombre; cuando veo que la meta de nuestros esfuerzos estriba en satisfacer nuestras necesidades, las cuales, a su vez, sólo tienden a prolongar una existencia efímera; que toda nuestra tranquilidad sobre ciertos puntos de nuestras investigaciones no es otra cosa que una resignación meditabunda, y que nos entretenemos en bosquejar deslumbradoras perspectivas y figuras abigarradas en los muros que nos aprisionan; todo esto, Guillermo, me hace enmudecer.

Werther.
Goethe.

3 comentarios:

  1. Pues sí, no me explico cómo nuestra especie ha sobrevivido tanto tiempo.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  2. maravilloso Goethe, me hacía falta que me lo recordaran. Gracias bonica.

    ResponderEliminar
  3. Estonetes, ya no creo que nos quede mucho más tiempo. Besos a ti también :)

    Julio, un clásico es un clásico. Gracias a ti.

    ResponderEliminar