viernes, 29 de julio de 2011

Palahniuk dixit.

A través de la pared se oye un estruendo de diálogos, luego un coro de risas. Luego más estruendo. La mayoría de las grabaciones de risas de la televisión se registraron a principios de los cincuenta. Hoy en día, la mayoría de la gente a la que se oye reir está muerta.
A través del techo se oye el chumba, chumba, chumba de una batería. Luego cambia. Tal vez los golpes se juntan y se aceleran o tal vez se espacian y se ralentizan, pero no se paran.
A través del suelo alguien está berreando la letra de una canción. Esa gente que necesita que su televisor o su radio o su equipo de música estén encendidos a todas horas. Esa gente a quien le aterra el silencio. Esos son mis vecinos. Esos ruidoadictos. Esos silenciofóbicos.

Nana.
Chuck Palahniuk.

2 comentarios:

  1. Nada como aplacar un ligero brote de sociopatía leyendo a Palahniuk.

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso (siempre te pongo comentarios así de idiotas no?: "maravilloso", "puta maravilla", "magnífico", "brutal"... Seguro que Palahniuk me odiaría)

    ResponderEliminar