jueves, 25 de agosto de 2011

Maillard dixit.

EL VIAJE

Delhi
En un principio fue el deseo. Luego la tierra árida, los anchos páramos, el desierto infinito que cabe, todo entero, en un corazón humano.

Jaipur
¿Cuáles son los límites del deseo? El mundo ha sido generado por él, la multiplicidad toda entera. La vida es fruto del deseo. Cuando me miras con deseo me haces el regalo más hermoso. Creas el mundo a partir de mí. Si niegas tu deseo me dejas sin recursos, si niegas mi deseo, empobrezco.

***

Pero al deseo le añadimos valores. Igual que el dolor, se convierte entonces en sufrimiento. Añadimos valores a los impulsos, a las sensaciones, a los movimientos del ánimo y del cuerpo. A eso llamamos "conciencia moral". Asumimos o rechazamos nuestros movimientos naturales de acuerdo con las normas que dictamos. Ése es el comienzo de la decadencia del deseo.


Diarios indios.
 Chantal Maillard.

Mackinaw Bridge.
Bill Schwab.