sábado, 17 de septiembre de 2011

Bolaño dixit.

Ah, qué Germán, dije yo y me serví otra copa de Los Suicidas, al paso que íbamos la botella no iba a llegar al anochecer. Pero tomen con confianza y sin apuro, muchachos, que si esta botella no llega bajamos a comprar otra. Claro, no iba a ser como la que estábamos bebiendo, peor es nada. Ay, qué lástima que ya no hagan mezcal Los Suicidas, qué lástima que pase el tiempo, ¿verdad?, qué lástima que nos muramos y que nos hagamos viejos y que las cosas buenas se vayan alejando de nosotros al galope.


Los detectives savajes.
Roberto Bolaño.